viernes, 7 de septiembre de 2007

Un día de furia

Los que me conocen saben que soy una persona tranquila. No me suelo alterar y cuando alguien quiere hacerme pupa lo tiene fácil, porque nunca espero una mala respuesta ni un ataque a mi persona.

Cuando el jefe del área de mantenimiento de El Corte Inglés me dice que quiere que pase a la sala de reuniones con la mujer increíble y la cosa, inmediatamente me he puesto a la defensiva y he esperado algo malo, iba notando como la adrenalina iba bombeando y mi cerebro se ha puesto a funcionar a toda pastilla.

La reunión por supuesto ha sido un ataque a mi persona y se ha convocado por esto. ¿Cómo puedes tener la poca vergüenza de exigir nada a una persona a la que te niegas a formar y que para colmo se preocupa de sacar el trabajo? ¿Cómo puedes ser tan idiota como para no preguntar primero que ha pasado?

El caso es el siguiente: La semana pasada me llama un tipejo (por no llamarle otra cosa) para decirme que tiene una incidencia en un área que él conoce y que necesita mi ayuda, me solicita que le consiga datos y según voy pudiendo los voy obteniendo y facilitándoselos. La reunión de hoy era debida a que esa persona se ha quejado porque no ha llegado a fecha en un proyecto y la causa soy yo porque le he pedido ayuda... y es tan idiota que no se acuerda de que tengo absolutamente todos los correos que demuestran lo contrario, que soy yo quien le ayuda a él, que en ningún momento le he pedido ayuda ni le he llamado mas que para darle los datos que me pedía. Está muy bien tener una justificación cuando no cumples con tus compromisos, pero no pongas a un tercero como escusa sin esperar que te la rebata y menos si esa persona lleva más años que tu en este mundo.

En cuanto al jefecillo del Corte ¿Cómo se puede ser tan cateto como para regañarme por algo sin saber si realmente lo he hecho? Lo que más me jode, es que cuando le he dicho que no es cierto y que tengo pruebas me dice que no hace falta, que me cree ¿Y porqué no me preguntas primero antes de faltarme al respeto y te ahorras que te deje cortado? Por supuesto a pesar de creerme se lo he mostrado para evitar problemas posteriores.

Segundo punto de la reunión... por alguna idea estúpida ha decidido que no hable con mis compañeros de área. No solo no me forma, si no que además no quiere que hable con las únicas personas que me pueden ayudar a resolver las incidencias de SU área. No sé que diferencias tiene con ellos, pero está repercutiendo en mi trabajo y eso no me gusta.

Tercer punto... pretende que facilite mi teléfono particular a todo el mundo y esté localizable las 24 horas del día. Vamos a ver, que podrías ser mi padre y por eso te respeto que por el resto no te lo mereces; si quieres que tenga disponibilidad absoluta hablas con mi empresa y que sean ellos los que me digan que se saltan a la torera mi contrato o que me hagan una oferta económica por estar disponible y ya veré lo que hago. Si quieres que pida teléfonos, lo haces tu porque a mi no me pagan por hacer el ridículo y menos por dar la cara con peticiones que te corresponden a ti. Vale que eres un cobarde y sabes que te responderán mal y prefieres que de la cara yo, pero no lo voy a hacer.

Tras todos estos momentos de tensión y malas respuestas por mi parte (quitando insultos, que uno es educado ante todo), estoy MUY enfadado y pensando en largarme de aquí.

Ardo de furia. Voy a hablar con mi empresa y vamos a aclarar las cosas bien.
Publicar un comentario