sábado, 3 de noviembre de 2007

Decorador de interiores infantil

Me hacía ilusión aportar algo a la decoración de la habitación de mi futura hija, algo que no comprase, algo hecho por mi y específicamente para ella. Así que decidí hacer unas ilustraciones, compramos unos marcos de colores vivos y me puse manos a la obra.

Estas dos ilustraciones son las primeras que realicé y que no han pasado la censura materna, alegando que le darían miedo a la niña.

Debo añadir en mi defensa, que en la habitación de al lado, hay una muñeca ahorcada en el techo, estanterías llenas de craneos humanos y dragones y que el escobillero del Wc es un craneo con un femur. La mayoría de estos objetos, propiedad de la madre y censora...

¿Quien entiende a las mujeres? 0_o!
Publicar un comentario