jueves, 8 de marzo de 2007

La alegría de la casa.

Cuando uno se pasa el día trabajando y llega a casa para seguir haciéndolo, es importante tener a alguien que se alegre de verte y te reciba como Dios manda, aunque sea acercándose a ti para recibir una caricia. En mi caso tengo la suerte de contar con tres animalillos que me hacen pasar buenos ratos y que con su actitud me hacen reír. Creo que precisan una presentación adecuada, porque forman parte de mi tanto como yo mismo.

Pelusa lleva con nosotros ya casi tres años. Cuando vino era una cosa pequeña que apenas cminaba y estaba solo en una vitrina. Poco a poco fue creciendo y me ha sorprendido la inteligencia que tiene, cuando le llamas viene corriendo, aunque tiene problemas de frenada y se pasa de largo, quedando desorientado al no encontrarte. Es juguetón, limpio como un gato y suave como el terciopelo.


Vlady, un Hamster Ruso que merece su nombre de su nacionalidad aparentemente, pero en realidad es un diminutivo de Vald el Empalador, cuando lo compramos estábamos leyendo las memorias de dicho personaje y me hizo gracia.

Estos animales suelen ser muy nerviosos, poco sociables y muerden si les molestas. No es el caso de Vlady, juguetón, cariñoso, le encanta que le cojas para recibir mimos. Además es un gran cazador, ya no gastamos insecticida en casa, le soltamos y le dejamos actuar.



Y por último Spike. Un cobaya Peruano de exhibición. Es un gamberro protestón, aunque muy agradecido con las caricias y muy gracioso, pero cuando no tiene lo que quiere se dedica a protestar como un abuelo mosqueado. Graciosísimo.
Es el miembro más joven de la casa y se lleva gran parte de los mimos y atenciones. Se lleva bien con pelusa, aunque nos ha dado un par de sustos al salir de la habitación en plan aventurero y meterse bajo un mueble fuera de la vista. El que dijo que los cobayas no salían de sus casas, no conocía a Spike.
Su nombre viene de un personaje de Buffy Cazavampiros que tiene el pelo de punta y rubio. Con esa mata de pelo clarito nos recordó a él.
Publicar un comentario