lunes, 9 de abril de 2007

¿Cómo se reproducen las sombras?


Una duda que me viene surgiendo desde que tengo conciencia de mi mismo como sombra que soy, es que no sé como debo reproducirme. Los humanos normales sabemos todos lo que hacen, quiero decir, el pistilo, las flores, la abejita, la polinización y todas esas chorradas que nos cuentan en el cole, como si no supiéramos que las mujeres tienen vagina y los hombres pilila...

¿Pero y las sombras? Las sombras no tienen de eso, o al menos no se ven con tanta claridad. Una sombra a fin de cuentas es una masa oscura y homogénea, vamos, que si una sombra tiene pilila y se va a por otra, a ver si acierta que lo mismo está arrimando cebolleta donde no debe.

Desde luego no se puede negar que tienen muchísimo más mérito que los humanos. De entrada si tratan de aparearse al mediodía, a ver quien sabe donde está cada parte del cuerpo. Así que dentro de ellas habrá diferentes tipos de sombras y de todas ellas, las más fuertes y meritorias son las del mediodía, porque acertar cuando se habla de dos dimensiones no es tan fácil.

Por otro lado creo que las más débiles son las de habitaciones oscuras, pues ahí se mezclan todas como una sola, aunque es digna de mención la organización que deben tener, porque no se ve una torta y te puedes encontrar con una sorpresita intentando abrirse camino por el lugar equivocado... y a ver como te lo quitas de encima si es uno contigo. Debe ser por eso que en las casas se escuchan tantos ruidos, golpes y descorchamientos cuando cae la noche... y yo pensando que había fantasmas, que iluso.

Ahora... lo increíble debe ser cuando llega el momento de dar a luz, porque si es complicado en tres dimensiones no quiero imaginar en dos. De primeras romper aguas no es algo fácil, porque las sombras líquidos no tienen muchos que se diga. Luego a ir al hospital que tiene que ser por pelotas al que vaya la humana en cuestión, no puedes irte a otro y dejarla desabrigada... Por cierto, ¿Las sombras pagan Seguridad Social? Imagina que no te dejan entrar, a ver que haces, porque iba a nacer un niño sin sombra y ya se sabe lo que pasa luego, que se vuelve invisible y se pasa el día entrando en los vestuarios de las chicas, ni robar bancos ni nada por el estilo, solo a ver culos y tetas, como el de la película.

En fin, lo que es seguro es que las sombras se tienen que reproducir, o si no, jamás habría una por persona y el día que falten sombras... ya no será lo mismo.
Publicar un comentario