sábado, 19 de enero de 2008

PITCHBLACK

En el año 2000 David Twohy presentaba la primera parte de la que sería la trilogía de las crónicas de Riddick. Una nave se estrella en un planeta desertico eternamente luminoso al ser bañado por tres soles... ¿Eternamente? No, cuando estos se alinean con la luna se produce un eclipse y salen unas voraces criaturas.

Esta es mi particular visión de la película.
Publicar un comentario