jueves, 17 de enero de 2008

Yo de mayor quiero ser…


Es curioso como la vida nos va cambiando los objetivos y algo que de crío te parece lo mejor del mundo puede cambiar por menos que nada. El otro día me encontré con la portada de un cómic basado en una serie de televisión y me vino a la cabeza todo esto, mis planes para el futuro, lo que yo quería ser de mayor.

Lo primero que quise ser de mayor era soltero, mi madre me lo recuerda muchas veces, que mientras otros niños querían ser piloto, bombero o policía, yo me conformaba con no casarme… e iba bien, que nadie se crea lo contrario, pero tuvo que aparecer mi mujer a fastidiarlo todo.

Merece especial mención mi hermano mayor, que quería ser médico hasta que se enteró de que tenían que lavarse las manos mucho, o mi amigo Ismael que quería se practicante para ver el culo a las chicas, pero cuando supo que tendría que vérselo a los chicos también y a su abuelo ,decidió que quería ser músico y ahí anda, tocando la guitarra en un grupillo que recorre media España.

Cuando la televisión empezó a parecerme algo interesante, mis objetivos cambiaron, primero quise pilotar un robot gigante que lanzaba sus puños y quemaba a los malos con el fuego de pecho.



Luego una especie de Tarzán desnutrido que corría descalzo por la selva repartiendo leña.


Conductor de un coche inteligente.


Y tantas otras cosas, pasando por artista, mecánico de cohetes, pastelero (no hubiera tenido futuro, me hubiera comido lo que hacía), el que rellena los pepitos de crema, Barman, justiciero, superhéroe, vendedor de ropa interior femenina… e incluso informático, pero de los que hacen videojuegos, no de los que hacen programas para una empresa corrupta y mafiosa.

Lo importante de crecer es que ya eres mayor y vas conociendo tus límites, sabes hasta donde puedes llegar dejando de lado hasta donde quisieras llegar.

Ahora tengo claro quien quiero ser de mayor: mi padre, a punto de jubilarse y cobrando su jubilación. Cuando yo lo haga no habrá dinero.
Publicar un comentario