viernes, 21 de agosto de 2009

Demon: Tinta

He estado bastante liado y llevo sin dibujar nada unos cuantos días ya, para mi desesperación de no poder hacer ni un solo hueco. Hoy he soltado al fin la guardia, tras tenerla tooooodos los días desde mi regreso de vacaciones y estoy eufórico de alegría, aunque tengo la impresión de que me falta algo: el móvil que tengo que llevar conmigo hasta para ir al wc.

Hoy ha ido la peque a revisión y ha crecido 2 cm mas, dice el pediatra que jamás ha visto nada igual, que no sabe que altura tendrá esta niña. Yo de su edad era igual, tengo un hermano un año mayor y nos llamaban los mellizos porque era igual de alto que él.

La fatalidad... Hace unos fines de semana cayó de una estantería una cosa, por evitar que diera a la niña me interpuse en su camino, el golpe en el brazo fue bastante fuerte y podría haberme astillado parte del hueso. Como no hay fractura no se puede hacer nada, solo tomar calmantes (que paso de tomar) y esperar. Mi rango de toleración del dolor es alto, no sufro, aunque de vez en cuando me golpee con algo y vea las estrellas. Un impedimento mas, pero no mas que mi eterna falta de tiempo.

Lejos de terminar la racha (y que conste que me parto de risa escribiendo esto) ayer fuimos a por una cama a por la niña y no tenían colchones. Esta mañana madrugo para salir en bici y resulta que han soltado un camión de grava del tamaño de puños en mitad del camino, ha sido como el baile de San Vito dando votes de un lado a otro. Me ducho y voy por la cama, 40 km, la subo como puedo a la baca del coche (si, es con b, la de la v es la que muge) y cuando voy por la autopista veo volar parte del la cama... la caja me la habían dado sin cerrar. Paro donde puedo y me planto el chaleco reflectante y me toca correr al sol, con 40 grados, unos 5 km por el lateral de la autopista, pero de esa distancia 2 km eran una zanja por donde va el agua en época de lluvias, así que saltando, aupándome por barreras, como estos que van por la calle corriendo y saltando... los que pasaban con los coches han debido flipar. He recuperado la mercancía y vuelta al coche pero cargado. Ha estado genial, me he sentido vivo y en forma, hacía mucho que no disfrutaba tanto.

Y esta tarde teníamos visita y nos llaman: han cogido la gripe A. Y aún queda día jajaja.

Os pongo el dibujo del demonio entintado, para otra entrada dos versiones a color.
Publicar un comentario