domingo, 11 de noviembre de 2012

Trabajando en la portada

Siempre maldigo lo mucho que me cuesta el color, pero ahora si cabe mas. Quiero hacer milagros, quiero hacer un dibujo a color perfecto y me doy cuenta de que por más que lo intento no me sale. No sé si es por falta de tiempo, o por los problemas que tengo en el trabajo, o las horas de sueño que me faltan pero lo que debería ser perfecto será lo que salga.

No me quedan horas libres. No tengo mas tiempo para poder dedicar a mi sueño. Es frustrante, pero es lo que hay.
Publicar un comentario