lunes, 19 de febrero de 2007

De mal en peor

Dice el refrán que nunca digas de este agua no beberé... puede ser un refrán engañoso, porque a veces la vida te juega malas pasadas y la decisión de beber o no beber no es tuya.
Ese es mi caso, tras tres meses en que he estado en un proyecto genial, me sacan de él, y me vuelven a meter en el peor sitio en que he estado. Y como lo hacen: me mienten, me prometen cosas que sé que no son ciertas y me veo sumergido en unas horas en una nueva pesadilla. Que absurdo es todo.
Me han dado a probar la miel, me la han puesto en los labios y me la han quitado de golpe para ponerme aceite de coche quemado.
Lo peor de este mundo, es que sin trabajo no puedes estar, tienes obligaciones, sueños y promesas que no puedes dejar a trás. Tienes gente que depende de ti, del dinero que llevas a casa.
Hoy me toca estar triste, furioso y desorientado... solo puedo llorar.
Publicar un comentario