viernes, 22 de enero de 2010

Seguimos avanzando en el año 2010, casi hemos dejado atrás el primer mes y he retomado el dibujo. He terminado las tintas de la segunda parte de Gabriel y los lapiceros de la tercera. No sé lo que durará mi etapa esta vez porque sigue la racha, el martes me saltó aceite en la mano izquierda y está que da pena verla, no sé como pasó, pero me cayó bastante cantidad. Tengo una tolerancia al dolor muy alta, vamos, que si me quejo es porque duele bastante, así que no me dolió a penas, mosquea ver que te quemas y no duele, me recordó a la película de Sam Raimi: Darkman. Lo bueno es que no es la mano de dibujar. Esta semana se me caen las cosas, estoy de guardia de nuevo y la falta de sueño es directamente proporcional a mi torpeza.

Bueno, ya está bien de hablar de mi vida y al tajo. Para la próxima os cuento algo que me han dicho en mi trabajo, mosquea bastante así que mejor en frío.

Pongo una viñeta a lápiz que os podría llamar la atención pese a sus fallos de proporciones en el antebrazo de Gabriel... no digo mas acerca de ello.

Ayer fui a pasar la revisión del coche y estuve esperando 2:30 horas, me había llevado mi carpeta pero la silla donde me sentaba era mas incómoda que si me hubiera sentado sobre una maceta que había al lado... de echo no lo hice por la planta que había dentro. Dibujé un rato, pero estaba desmotivado y muy incómodo. Esto es lo que hice, se trata de la primera página de la cuarta parte.Volvemos a la acción, la verdad es que no tengo claros algunos aspectos de la historia, como contarlos para que encajen y por más que leo y releo el guión... no es como quisiera que fuera.
Publicar un comentario